martes, 9 de septiembre de 2008

Dos plazas de aspirante a héroe. Requiere Formación Profesional de Portaantorchas

Rotunda, Rotundita - susurra Estólido al enorme trasero sin poder evitar una mirada lasciva que borra inmediatamente cuando ella se gira mirándole desde inalcanzable altitud - tú...te acuerdas de mi problemilla ¿verdad?...

Ella junta sus enormes manos al lado de su rostro, y lo inclina cerrando los ojos - no, ese no, no me lo recuerdes...el de los...- señala con la cabeza hacia una de las colas, donde pululan montando escándalo algunos gnomianos, traga saliva-...esos.

No se te ocurrirá escoger uno de...esos. Ya sabes cómo me pongo cuando están por ahí cerca, me salen sarpullidos y ni los mejores aceites me los curan, por no hablar de los temblores y de...bueno, de lo otro, tú ya me entiendes. Anda Rotundita, se buenecita y no tortures a este pobre enano - implora poniendo la mueca más lastimosa de la que es capaz, mientras una baba, transparente pero densa, resbala por su barba.

Resuelto ese asunto, se acerca a Abdel, que parece como siempre que está en su mundo. Sonoro silbido con la lengua, para obtener su atención - Te pones en la cola y me mandas a todos los...esos... - nuevo gesto hacia la cola - a tomar viento fresco de las montañas, que no se me acerque ni uno. Serás capaz de hacer algo tan sencillo, ¿verdad? - lo mira con desconfianza, por supuesto de abajo a arriba - no es que no me ofrezca garantías tu comportamiento, no me entiendas mal, pero a veces eres demasiado...blandengue, confiado, bobalicón. Ya sabes que te lo digo desde el cariño, pero te traerá problemas...en fin, a lo nuestro - dando por terminada la conversación, ha llegado el momento de comenzar las pruebas.

Aspirantes a portaantorchas, escuchadme - grazna hacia la mal organizada hilera - esto no es sólo un oficio, no sois vulgares muleros, por el amor del dios que más os complazca. Sois...héroes. Exige vocación y sacrificio, dedicación y esfuerzo - más saliva salta de sus labios a medida que el discurso sube de tono - Si me dais eso, eso solamente, la recompensa estará más allá de todas las expectativas que hayáis albergado alguna vez en vuestros miserables corazones durante toda esa patética vida, que sólo dos elegidos están a punto de dejar atrás - sonora respiración tomando aliento, frase demasiado larga, ritmo, ritmo, recuerda el ritmo -...volveréis ricos y famosos, tendréis todo lo que unos infelices como vosotros puedan desear!! - pausa dramática, examina a su público, que parece ahora prestarle algo más de atención, sin duda debido a lo excesivo de sus gritos y a los salivazos que va repartiendo aquí y allá. Las miradas bovinas le indican que hay que ir al grano, no parecen estar a la altura de su magistral retórica.

Bien, primera prueba. Aquí todos en fila. He dicho aquí!. Habilidades físicas. Consiste en ir corriendo alrededor del campamento, dar dos vueltas y regresar a este punto, cargados con una de esas piedras - señalando un montón de rocas arenosas de las que se usan para sujetar los vientos de las tiendas - preparados, listos...ya!!- da la señal con una palmada, resuena un fuerte estallido como el de un trueno venido de ninguna parte, y los que no se quedan mirando estúpidamente al cielo buscando alguna nube por lo demás inexistente salen en estampida para coger las piedras más pequeñas.

Se alejan, unos a la carrera, otros renqueantes por el peso - Esto está hecho, Señor Abdel - sonríe satisfecho - me manda usted a los dos que lleguen últimos a firmar el contrato con Horacio, moneda de oro cada dos días será más que suficiente, pero que se lea moneda de oro en el contrato, eso es importante...días completos, se entiende, redondeando hacia abajo.

¿Cómo que por qué los dos últimos?...Porque no son tan listos como para coger una piedra pequeña o hacer trampas; o no se ha fijado que pueden atajar casi la mitad del camino, no hay nadie vigilando. A nadie le interesa un sirviente inteligente, sólo trae problemas. Además, casi seguro que serán los más lentos, a la hora de huir un portaantorchas lento al que dejar atrás siempre constituye una ventaja, créame. Los sirvientes ideales, se lo digo yo, fieles como los que más...

0 comentarios:

boletus-eROLis - Template Design | Elque 2007