viernes, 19 de septiembre de 2008

Alcantarillas

-No, no sabemos nada de su amiguita... Si, hermano, el carro debió quemarse, no, no, no sé dónde puede haberse escondido semejante bicho. Al Extraño Misterioso no lo vió nadie, pero las desapariciones hacen ver que debe estar actuando-.
El sacerdote de Nudor, Mairtén Algarbe, se sorbe continuamente la nariz, los ojos los tiene algo enrojecidos todavía. Acaba de contar a Arnoldo que fue a intentar ayudar en el incendio de posada y así se ha ido formando una idea de lo que ocurrió.
Nuestro jefe, con su sonrisa de lobo hambriento, que no deja de inquietar al hermano Mairtén, algo apocado para ciertas cosas, le pregunta si sabe de dónde pudo salir el fuego.
-Probablemente hubiera un practicante del Arte por ahí. Como quizá sepas, en Reunión, que es el significado de Jonid en Takitio, se organizan... eso, reuniones de diversos tipos, no solamente de ejércitos... nos dedicamos a eso. Si, convenciones, banquetes anuales, bodas y bautizos. Estamos en una encrucijada llena de historia y... ¿sabe usted? la semana pasada se reunieron un montón de magos en la torre de la grulla. Hoy tenemos a sus compatriotas aqui, si, si, Fangaerios, pero sólo están de paso, creo. Pero, volviendo a los magos, puede que alguno se quedara rezagado. Nuestro vino de hielo tiene fama por toda Takitia, y el jugo de cardo es de lo mejor.
A todo esto se acerca Horacio tanteando cuidadosamente. Mira a Lucrecio, mira a Arnoldo con su ojo malo. Arnoldo le devuelve la mirada significativamente, coje aire a la vez que el semiogro y dicen los dos: -alcantarillas.
En efecto, es una ciudad de manufactura enana, las calles están limpias, es imposible que no tenga un sistema de drenaje y alcantarillado de lo mejorcito, recuerdan las palabras de Rotunda, han visto las cinco salidas empotradas en la muralla. ¡Si hasta la ciudad huele bién de lo bien que funcionan sus alcantarillas!

0 comentarios:

boletus-eROLis - Template Design | Elque 2007