sábado, 4 de octubre de 2008

El tunelito

Primero pasó Rotunda, con Ainara colgando de la mochila. Después, y ocupando todo el túnel, Lucrecio, y tras él Horacio murmurando oraciones. En el centro, Arnoldo, que seguía callado, y detrás Estolido. Cerraba la marcha con su antorcha Boronio el gnomia.. esto, el hobbit, preparado para iluminar a Estolido si lo precisaba.
Las paredes parecen un colador de madrigueras, pero el túnel es seguro, a decir de Rot y Est, y está profusamente habitado, pues se oye un coro de chillidos histéricos y hambrientos, aunque no hay ningún acercamiento.
Rot, en su papel, informa de la existencia de abundantes rastros, muchos irreconocibles, pero otros no. En todo caso el lugar está transitado. Se aprecian unos cascos, de poni o mula, cree Rot. Es rastro antiguo, pues casi no aparece, cubierto por todos los demás. Un enjambre de ¿botitas? bueno, calzado para niños, pero raro, aunque no sabe decir por qué. Finalmente, cree reconocer unas pezuñas hendidas, pero no está segura.
Siguieron en silencio, sin avistar a ser vivo alguno, sorteando los ordenados montoncitos de inmundicia. Aprovechando un tramo de túnel relativamente libre de madrigueras de roedor (o de lo que sea), hicieron otro descanso, sintiendo que el tiempo estaba detenido en la oscuridad con ellos...
El tunelito era, como el precedente, recto, y finalmente notaron que se acercaban a otra intersección de túneles, porque claramente se apreciaba el sonido de agua. Llegaron a una intersección en T, previo cuidadoso acercamiento por parte de Rot, y se encontraron un túnel como tres veces más grande que aquel por el que venían. De su derecha bajaba un abundante torrente de aguas fecales, convenientemente perfumadas. El paso suponía adentrarse en el líquido.
Justo enfrente, en la pared opuesta de la salida del tunelito donde se hallaban, se abría otro tunelito semejante, aparentemente continuando el trazado que seguían. Como era el caso presente, el tunelito de enfrente estaba mojado, pero no encharcado, pues estaba un poco más elevado que el túnel grande que cruzaba. De nuevo, había que decidir.

0 comentarios:

boletus-eROLis - Template Design | Elque 2007