sábado, 26 de julio de 2008

Lucrecio y Horacio

Se llaman Horacio el descalabrado y Lucrecio el Larva, son hermanos de una camada de siete: Popea, Plutarco, Mesalina la amiga de Lucrecio y Horacio, el mismo Horacio, Anastasia, Teodora y nuestro Lucrecio. Estos fueron los hijos de Topolinón el Ogro Amaestrado y de Luz del Alba de Gilhead hasta que Topolinón recibió una “herida en el vientre” que lo cubrió de gloria oficialmente y ya no pudo prodigarse más. Se volvió lo bastante manso como para poder hacer cierta vida social; de su inteligencia notable (para un ogro) le nació un empleo digno y bastánte lucrativo: capitán de la escolta de las Caravanas del Metal y el Trigo de la Linea Praxter (C.M.T.L.P.).
Topolinón fué un ogro afortunado que raptó y enamoró a una sobrina incómoda del Señor de Gilhead tercero, la tal sobrina "Luz del Alba" era un encanto, no demasiado tonta (había aprendido a escribír incluso), ni demasiado fea. Pero había nacido mongólica, lo que avergonzaba a toda la familia aunque no pudieran hacer nada, pues fué impedido su ostracismo por los bondadosos monjes de Luvia el ciego que la enseñaron lo que sabe. Así pues, la encantadora señorita, ya embarazada de su primer hijo, enamoró al ogro de tal manera que hasta se hizo devoto seguidor de Luvia el ciego. Para probar su fe y ser aceptado se arrancó los ojos ante el altar mayor. Vestía ropas de penitente y se había hecho tatuajes vergonzantes. Cuentan que Luvia le devolvió la vista parcialmente por milagro y tuvo que ser aceptado como yerno a regañadientes. Por su culpa toda una rama de la familia de Gilhead descendió de clase social, pues no es muy buena prensa tener a un ogro en la familia, por muy piadoso que sea: huelen mal. Así que cuando llegáron los plebiscitos populares a la nobleza, habían perdido más de un tercio de sus votos. Tal circunstancia le ha valido el odio más o menos cordial de todos los que forman la familia de su mujer.
Horacio el Descalabrado cuenta con la protección especial del encargado de avituallamientos del Templo de la Justicia de Fangaeria: Aguilulfo, y ha sido nombrado asesor especial de su hermano Lucrecio en la misión que llevan a cabo las Congregaciones de la Excelsa Llama, que reúnen a clérigos de Benyar, Luvia y Nudor, y que lidera Arnoldo el paje, para abrir una ruta "discreta" que pueda hacer llegar ciertas "mercancías peligrosas" a los templos de la curación de las ciudades libres. Así pues el grupo lo forman Arnoldo, clérigo de Nudor, Ainara la gelatinosa, un hada duende de dudosa moralidad especialista en entornos urbanos, Rotunda Tundra, semielfa, la experta en tierras salvajes y Lucrecio el Larva, que se dedica a destrozar cráneos y a portar las "muestras".

0 comentarios:

boletus-eROLis - Template Design | Elque 2007