domingo, 20 de julio de 2008

DIARIO DEL MONJE (2)

“El Ejército Takitiano es pequeño, pero está bien pertrechado, y muy bien preparado. La moral es muy alta, le viene del sentimiento de pertenencia a una cultura imperial y augusta, y la solidaridad entre ellos que se forma. Tanto las clases altas como la bajas se encuentran en una unión muy estrecha para defender algo noble y precioso contra los ataques de los feroces enemigos que les rodean, y también contra la indiferencia de otras razas que se encuentran en vecindad, y son muy numerosas. En su rincón del mundo, en su valle rodeado de montañas, son el único reino humano en muchas medidas a la redonda (y los humanos cercanos, como Goremunya, son formidables enemigos.
Los ballesteros takitianos son legendarios: se dice que su disciplina es tal que se mantiene en cualquier situación, incluso ante la carga de un dragón, y su eficacia los equipara con una máquina de matar. En el cuerpo a cuerpo, son muy dados a llevar la maza corta takitiana, de la que se dice que es “ligera en la mano, pesada en el golpe, y corta como una espada”. Históricamente, se comprende que sirvió como arma para la defensa, a la vez que útil instrumento para el día a día. No hay más que ver las cortinas de hielo que se forman en la Carretera, bloqueándola, que hay que romper y despejar, o para improvisar unos escalones en el hielo. Además, los golpes de maza tienden a dejar huesos rotos, o miembros incapacitados, útiles para un ataque rápido por sorpresa a un depredador o un enemigo más fuerte, que con suerte queda imposibilitado para una persecución, y mucho más en un entorno tan agreste y escarpado como es Takitia. Ligeras, durísimas, con bordes afilados como cuchillos, son armas temibles.”

0 comentarios:

boletus-eROLis - Template Design | Elque 2007