domingo, 9 de noviembre de 2008

Fratius

Hemos retrocedido en el tiempo y volvemos nuestra vista a Abdel el Dromedauro. Es de mañanita... los otros se han lavado y duermen, excepto Lucrecio y Bron, que velan el sueño de los demas...
-Mmmeeeh, me voy a magiztratura a buzcar un abogado-. Mientas los otros hacen sus abluciones, el dromedauro se aplica al estudio... ,brrrt.
-Iluzión Cortéz, Fingir Dureza, Aura de Invulnerabilidad, maaah, Vegiga Floja, luego Fuerza Fantazmál doz vecez, ezo baztará para lo que tengo que hacer, brrrt-.
Recordemos que Abdel es practicante del arte.
Hermosa mañana... la ciudad se despereza, y los mercadillos de la explanada se van llenando de curiosos y clientes. En la plaza mayor hay muchos profesionales, uno de ellos le viene bien. Está en un cuartucho, poco más que un almacén, con una mesa...en una habitación redonda.
-¿Qué cobra, boooh, por poner una denuncia y por ezcribir una carta y mandarla al correo para Daviezo el Gnomo, buén hombre?, mmmaaaah-.
-Bién, señor, cada cosa le costará nueve piezas de plata en total dieciocho piezas-. Calvo y pequeñito, el escribiente mira con curiosidad al dromedauro ceceante y en pleno proceso de rumiado.
-Naaaa, cinco cada, por pronto pago, y a trez zi pongo el material, mmmmmaaaah-.
-¡Imposible, las tasas municipales son cantidades fijas!
-¿Y el material?, emmmmaaah, a cinco cada una, o zea, una moneda de oro enterita para uzted, el material lo pongo yo. Mmmmah, no me diga que no eztá bién-.
-Hmmm con el material, podría ser por siete cada carta, en total catorce-.
-Vamoz hombre, bbbgbbbrrtz ah ah, uzted me quiere arruinar, ¡tengo ziete hijoz!, podría contratar zu reprezentación en el juicio, zi ez que lo hay-.
-¡Por todos los Dioses! Es usted un ser sin piedad, indiferente a las necesidades y los costes de hoy en día!, seis cada, es mi última palabra... y me arruina usted...-.
-De coztez nada amigo, bbbbh, que le eztoy poniendo un material de lo mejorcito, ¡hojaz de hechicero! ¿le he dicho que zoy practicante del arte? (con un gesto imperceptible conjura un aura de invulnerabilidad) cinco y le regalo otra rezma, mmmmaahh.-
-Oh, ah, no hay quien pueda con usted... está bien, pero será responsable del hambre de mis hijos y mi santa esposa... ...trato hecho-.
-Bueno, bueno, jjjj, jjjjh, tiene uzted la gran zuerte de haber dado conmigo, con eztoz precioz le daré mucho trabajo. Mmmmah, bién, vamoz a lo nueztro, ¿conoce el idioma de los gnomoz?, zi no le dictaré fonéticamente-.
-¿Los gnomos?, ¡naturalmente!, son una minoría, pero aqui en Takitia nos ufanamos de tener en cuenta a nuestros hijos pequeños...-.
-Quiero enviar una carta a Daviezo el gnomo, en la pozada del dezierto-.
-...Y en Vallesnorte, río abajo desde aqui, ya cerca de Los Protectorados hay muchos gnomos-.
-Bién, apunte: brgggt, "Querido Daviezo,...-.
-Aja-.
-Aquí, la Nueva compañía aventurera, noz hemoz tropezado con un zinfín de dificultadez, bbrrrrrrtz. Aparte de laz normalez del oficio, noz han zeguido unoz,mmaaaah, indivíduoz de lo máz deteztable-.
-Síiii... siga, siga-.
-Eztaba, meeh, montando guardia en laz cloacaz, para guardar la retirada a miz compañeroz, cuando irrumpió en el lugar una mmaaah, horda de zemiorcoz, con loz colorez univerzalez del menzajero. Pretendían, pmmmeeeeeEEH, entrar por la puerta que yo protegía. No tuve máz remedio que dezhacerme de elloz. Zin embargo, la coza, mmeeeh, aunque elegante no deja de zer temporal, y eztoy zeguro de que volverán-.
-A-haaa
-Zugiero mueva usted todas las, mmmmmmmmeeeEH, influenciaz de que dizponga para que acabe la coza,. Pienze también en que ez pozible que ya hayan entrado, pues yo no puedo, aammmmuuUUH, contenerloz zólo. Ademáz zozpecho de la prezencia de algún elemento máz, del todo punto zigilozo, un, jjjjfffth, robanotaz.
-¿Algo más?-.
-Azí puez, no me extrañaría que fuera necezaria alguna rezurrección. Pienze en ello y mande carta de crédito con cargo al preztamista que más le convenga para hacer frente al gazto en el templo de Nudor.
Quedando zeguro zervidor zuyo, ze dezpide amablemente: mmmmmmMMMMEEEEEEEEH,
Abrel Razzag"-.
El escriba escribe y escribe diligentemente.
-Bien, la denuncia para la torre-. Dice Abdel.
-Dígame, le escucho y presto escribo-.
-Ezcriba el encabezamiento y las fórmulaz como convenga. Puez dezeo denunciar el hecho dezcrito antez, booooh, al magiztrado-.
-Bien, bien-.
-Conzulte zuz libroz, buen hombre, puez no ze qué ley, ni de qué año, eztan violando ezoz indivíduoz. Pero me zuena a mi, que un menzajero no tiene la poteztad de meterze en laz cloacaz donde han cogido la exclusividad de zaqueo otraz perzonaz rezpetablez. De hecho, por tratarze de una labor zagrada, mmmmmeh, pudiera acusárselez incluzo de impiedad-.
-"Se dirige al Alguacil, el oficial de guardia, bajo la autoridad del Comisario de Jonid, bajo la autoridad del Sabio de Seguridad..."-.
-Aaaampfmeeeehh, haga ver que la compañía pertenece a una nación aliada y amiga de Takitia, y que en ella hay miembroz de la máz alta cuna-.
-Bien, añadiré los nombres y linajes de todos los miembros de la compañía, si tiene a bien...-
Abdel los relata.
-Aqui las tiene, ¿puedo hacer algo más por usted?-.
-Azezóreme, ¿hay que pagar alguna taza?, algún, ammmmh, trámite? zi lo dezea podemoz negociar una reprezentación por zu parte...-.
-Naturalmente, se lo dirían en la torre, hay que mantener la eficacia de nuestro sistema legal... ¿desea que yo le haga la gestión...?-.
-Zi ez tán amable... ,primero iremoz a entregar la carta para Daviezo, azí aprenderé loz tejemanejez de la ciudad, zeñor mío. Dezpuéz, zi le place, iremoz a la torre... ¿cuánto me llevará?, mmpffffh-.
-Bien, lo más rápido para la carta será enviar un mensajero... pero será caro, debido a los riesgos en el camino de encontrar monstruos o bandidos...
-¿No hay un zervicio regular?, ¿público?
-No podrá ir un mindundi cualquiera la otra opción es esperar a que la próxima caravana salga por la carretera de noroeste...
-Ze lo podríamos confiar a la, ampfff, patrulla, quizá conozca a alguien allí, ¿no ze patrulla a diario la gran carretera?
-Los Jefes de caravanas llevan correo si es necesario, lo hacen por su honor... otras veces viajan los propios funcionarios, en la caravana, por protección. No se patrulla tan lejos como la Posada... no-.
-Bién quizá, mmmmh, conozca a algún menzajero que zea cauto y dizcreto.
-Es más de medio día de viaje hasta alli
-El menzaje no debe zer interceptado por nadie, los interezes del zeñor Daviezo lo, mmmmeh, requieren
-Se patrulla, no me entienda mal... pero según sean las órdenes del día y del comisario.
-En todo cazo vamoz a buzcar a eze, mmmf, menzajero, pero no me ha dicho cuánto me cobrará uzted por laz geztionez.
-Bien, haré las gestiones, a ello iba, por un cargo de cinco monedas de oro-.
-Alaaaa, me quiere uzted mataaar-.
-En cuanto a la denuncia, loo meor serśa ir en persona. No, en absoluto, señor mío... tenga en cuenta que me ausento de mi oficina...-.
-Por los diozez, y por Alá, mfffhtjtmmmeh, zi, claro que iré en perzona. Pero eze precio excezivamente alto zupongo que incluirá al menzajero ¿no?, maz una, mmmmh, factura como mandan loz diozez de la ley-.
-...tiempo que no estoy produciendo... y esto es un negocio, si no estoy aqui pierdo clientes...
-¿incluye al menzajero o no?-.
-No, decía ir yo en persona, junto a vuecencia... para que la gestión sea digamos... más personal... ,el mensajero hay que buscarlo, y contratarlo-.
-Por una moneda creo que irá zervido querido, mmmmmeh, amigo, ezpero poder llamarlo azí de aquí en adelante-.
-¡¿una moneda?!, se burla usted de mí... de ninguna manera podemos colaborar asi...
-Luego me tiene que acompañar a la torre, ezo le valdrá otra máz, mmmmmeh, pronto pago, recuerde, nozotroz ZIEMPRE PAGAMOZ, y habrá tenido el honor de zervir a parzonajez, mmmmh, iluztrez-.
-No me ha oído...? claro que iría con usted-.
-Ah, a la torre también?, mmmmmh, mmmmmmh, MMMMMHffff, dizculpe, entoncez, doz monedaz por todo-.
-Por eso es lo del pago. A mí. Luego, mi querido amigo (por supuesto que podemos serlo) depende de lo que quiera usted contratar... pues eso. Cada mensajero es un mundo, querido amigo.
-Pienze en miz hijoz hambrientoz, y, mmmmh, en loz zuyoz, querido amigo-.
-No cuesta lo mismo, claro que no, un experto viajero, o un principiante....
-Mmmeeeh, con el menzajero hablaremoz , a ver qué cobra, ezpero que zea de toda confianza
-Dejemos claro, que son dos cosas diferentes... mi comisión, por un lado, y luego la negociación con el mensajero...
-¿He oido doz, mmmmeh, monedaz por ambaz geztionez?. Luego el menzajero.-
-Siendo usted de honrado proceder y probado honor... mi comisión se la dejaré en cuatro de oro, y luego iremos a ver al mensajero... y créame que aprenderá cómo se hacen las cosas en Jonid.... claro que sí-.
-Mmmmh, creo que noz vamoz acercando querido amigo, que zean, mmmmmf, tres, el menzajero (le pagamoz aparte luego), maaaafh, la torre (maz laz tazaz) y unaz cervezaz de mi parte para zaciar zu zed ¿zi?-.
-En las cuatro piezas de oro, incluiremos la gestión de la torre, y la gestión del mensajero-.
-¿Maz laz tazaz de la torre?, mmmmmmeh, zeguuuuro que hay que pagar alguna taza
-De acuerdo las tasas de la torre, pero no las de el mensajero... es una negociación... menos convencional. Y también las cervezas-.
No, claro, bien, muuuuuh. Vamoz allá, oiga, no he creído escuchar su nombre querido...-.
-Fratius, El Escriba. A su servicio...-.
-Vamoz Fratiuz, cierre el negocio, no tenemoz todo el día, va a salir el gran hermmmmmano zol entoncez las cervezaz-.
-Bien, bien, cuatro piezas, más lo de antes... bien-.
Salen a la Plaza, está muy animada, ya es la hora del bocata. Abdel le paga lo de antes con el dinero que dió Davieso a Horacio para gastos, no lo tiene TODO que cuarenta monedas pesan mucho
por supuesto pide la factura. Pasa todo tipo de gente mientras Fratius se embolsa su moneda.
-Bien, mmmMMMEEEH, a contratar al menzajero-.
-Bien, bien, lo primero, entonces...¡a la posada!-.
-Vamoz-.
La Posada de "El Candil y la Vela", les espera... Un señor armario sale a recibirles, saluda correcto pero seco y dice:
-Señores, paraa poder entrar en esta posada, es necesario tomar un vaso de bienvenida-.
Y, seguidamente, en una pequeña tabla que hay a su lado, procede a servir un par de buenos cazos de un líquido de color marronáceo que escancia de un barrilete. El olor... es precisamente lo que cabría esperar de un orujo de bilis. Se lo pone delante, con un "ploc".
-Uzted zerá conocido, mmmmmh, ¿no le harán beber a uzted revientaentrañaz?, ¿mmmmmah?
-Naturalmente, pero con un pipiolo nuevo, yo también lo tengo que tomar...-. Y lo toma con una sonrisa...
Abdel se lo toma de un trago. -¡Hala, mmmmmmeh, un poco de aperitivo para loz coletoz! ¿No ponen tapaz en ezta mizeria de pozada?-. Con un golpe de pazuña enhebra su truquito del arte para hacerse el duro. Siente como se cierra de un portazo la puerta sus cinco estómagos. El portero asiente con una inclinación de cabeza, y el escribano pasa... bajo las miradas sólo levemente animadas de toda la fila de parroquianos. Después Abdel.
-Un dromedauro bebe de todo-.
El interior es antiguo, con maderas gruesas y teñidas por la edad de un tono oscuro, las superficies pulidas por el roce de muchas manos.Abdel deja hacer en silencio a el escribiente. Se sientan en la barra, y una joven camarera les pregunta que qué va a ser
-Jugo de, mmmmmmeeeeEEHH, cardo, y unos alcagueses-.
-Naturalmente, naturalmente-.
Fratius se pone a mirar a su alrededor. Hay 6 mesas ocupadas y una buena cantidad de parroquianos en la barra y en los bancos a lo largo de la pared y cerca de la chimemea.
Al poco se pone a anotar en un trocito de madera y se va a huronear por la posada.
Abdel mira discretamente lo que anota. Parece una lista y un esquema de situación en la posada. Son nombres genéricos: hombre mesa 2, mesa 3, etc..., parece un esquema de gente que le ha llamado la atención.
Abdel Observa que son tres machos y cuatro hembras de humano.
Parece que contrata a un comerciante, maduro pero de buen aspecto, lleva cota de anillas y una buena espada larga, con arco largo, competente... parece. Y cierra el trato.....
-Mffffp, ¿cuánto?-.
-Cuatro de oro por el viaje y la responsabilidad y 2 MO más para mi
-¿Taaaantoooo? A uzted ya ze le paga por ezto-.
-Bien, me acabaré conformando con una-.
-Que, no, que ya le pago por ezto y por lo de la torre, brrrftfh, puñeta-.
-Pero arriesgo mi honor en esto, mi nombre de comerciante-.
-¡A uzted le he pagado bien por ezto, y el honor ze lo lleva por zervir a gente de alta cuna, zin moverze de zu pueblo! ¡brrrffftt mmmmmmmeeeEEEHH!-.
-Es usted un ser crueeeel. Aaaay, mis hijos, moriran en la estación del maaal... ...pero, bien, seamos valientes. Me ha llamado su amigo. Haré, por usted de tripas corazón, aunque queda en su conciencia la salud de mi familia-.
-Mfffff, prttff, ammmmmh, bien, bien, no ze ponga azí, tómeze otra hombre... Y en cuanto al señor...

0 comentarios:

boletus-eROLis - Template Design | Elque 2007