jueves, 7 de agosto de 2008

OTRA HISTORIA DEL VIEJO AVENTURERO

Oid
Es la Canción de la Cueva
Es la Canción Grel
Grol
Habla Grol
Roja es mi estela de trofeos y víctimas
Presas para el Banquete
jugoso
de los hermanos y hermanas
por fin reunidos

Oid
Es la canción del Viaje
A la Montaña de nieve
La Partida de los Padres Gigantes Montíveos
Dioses, O Dioses
Para los despreciables
Que tienen el don del Habla para Nada
Y son las Presas de nuestros Perros
El Don de nuestras Flechas
El arrullo de nuestros Arcos

¡Oid os digo!
¡Que vuestra lengua me espere!
¡Que vuestros ojos me llamen!
Que vuestras manos ¡Por Fin ! Descansen
Un rato
en mi canto
en vuestro viaje...

Y fue asi
que mi Batida llegó a un Fin
Lejos, donde los Pelocaras
amontonan piedras con la pretensión de ser
lugares civilizados
Muchas presas hizo mi Sed
Mis Dientes no podían contener tanta sangre
Criaturas ignorantes
En ese estado perecieron
Y mi brazo no se cansaba
Invisible
Insensible
Sombra y Soplo
Sensación estremecida.

Mas no fui tan lejos, lejos de nuestras selvas de sangre
entre primitivos repelentes
si no fue por mi Enemigo
por fin alcanzado
después de soles sin cuento.
Refugiado en las alturas de Los Blancos Padres.

Alto, muy alto subí, tras el sutil aroma de su rastro.
Donde la hierba no enraíza los huesos de la tierra se muestran
Espantosos en su temible magnificencia.
Se apoyan y se animan entre ellos
a ver quien llega más alto
y dejan huecos y cavidades
donde cabrían Partidas enteras
Pueblos... enteros
Y nunca terminan
Lejos
Dentro
En Padre-Blancomontaña.

La nieve cubría el mundo...
En Padre-Blancomontaña
y abrigaba sus grises huesos
tan abundantemente
que hubiese cubierto un bosque entero de Robles-Hierro
como si sólo fuera una lisa piel.
Nada, la Nada habitaba allí
para todos los pensantes...
pero yo pude sentir
la llamada de la raíz y la hoja
y escuchar el aliento de los vivientes
presas para mi arco y mis dientes
Insaciables.
Raíces, troncos, flores y ramas crecían allí
bajo la nieve.
Primero gruesos y separados,
escasos
pero en lo alto tan espesos y ramificados
múltiple dosel...
que sujetaba la nieve
Las hojas, tan suaves y lisas, de gruesa piel
en verdes y nacarados, distintos tonos de perla.
Nacían de los troncos: como rebordes espirales cada vez más alto, cada vez más anchos.
Se fundían entre ellos
Bóvedas seriadas
junto a los grises huesos de los Padres, de blanco espeso envueltos.
Alli crecían en abundancia miriadas de Pequeños Hermanos, como en cualquiera de nuestros bosques... siempre deslizandose, acechando, olfateando, en una eterna penumbra gris perla,
siempre se caza...
Y cada uno de estos enormes hermanos arbóreos lanzaba un tallo liso y alto, que finalmente llegaba a la superficie de hielo, viento y muerte, que lejos llevaba sus semillas, y traía fresco aire a sus
estancias.
Había alli abundantes marcas y voces de Los Blancos Hermanos, pero no querían mostrarse,
y yo, una vez con mi trofeo, y saciada mi Sed de Sangre y Venganza,
Dejé su Floresta
Y Alto, ¡O de tan Alto!
Caí...

¡¡Oíd!!
¡mi lamento es del Perseguido!
durante Eones hemos Batido las Florestas más lejanas... sin un susurro, una noticia
¡los Hermanos Blancos no han caído!
Y aún esperan la Luna
Que traerá su Venganza Final
Y Nuestra Victoria sobre Todo


Esta es la torpe traducción al Taquitiano desde el Lenguaje Élfico Grel, hecha en el Templo del Conocimiento Universal de Tikal, de lo captado por una Tablilla de Arcilla de Lenguas que fue introducida de tapadillo en el morral de un Grunge.
La Tablilla atrapó en su arcilla una pequeña parte de los cantos élficos en una noche, de una Caverna Grel de Saarlang. No es una mala aproximación del élfico grel, pero por supuesto, en versión original es muy rítmico y rima todo, ¿ok?.
Os preguntaréis sin ningún género de dudas que cómo pudo ser introducida una Tablilla Espía en un Santuario Grel, nada menos, pero más aún que cómo se pudo recuperar, ¿no?
Muy fácil, logré convencer a un hada duende, que se hizo invisible y también a la tablilla... y ya está.

Ya está, ¿os ha gustado?
¡Venga otra ronda!

0 comentarios:

boletus-eROLis - Template Design | Elque 2007